10 de febrero, 20222:41 PM

Nace un “think tank” para promover la libre empresa

De derecha a izquierda: el director de Investigación y Política Pública del ILE, Ángel Carrión Tavárez; Jorge Rodríguez, fundador de la organización; y los académicos Luz Fernández López y Ojel Rodríguez Burgos. suministrada

EL INSTITUTO DE LIBERTAD ECONÓMICA BUSCA CONTRIBUIR AL DESARROLLO DE POLÍTICAS PÚBLICAS A FAVOR DEL EMPRESARISMO Y EL CRECIMIENTO ECONÓMICO

Con la expectativa de que Puerto Rico sea incluido en las métricas que sirven como referencia cuando se trata de empresarismo y libre mercado y que el gobierno u otros sectores locales cuenten con datos e información validada que contribuya a formular políticas públicas coherentes en materia de economía, el empresario Jorge Rodríguez ha fundado el Instituto de Libertad Económica (ILE).

La organización de pensamiento e investigación sería la primera en la isla, dedicada a los temas de libre mercado y según el ingeniero, aspira a llenar el vacío que existe en la discusión pública cuando se trata de las condiciones para hacer negocios o la ciencia de emprender y sobre todo, la posibilidad de que cada individuo pueda competir, innovar y desarrollarse a plenitud.

Según Rodríguez, fundador de la empresa de validación de procesos industriales Paciv, es tiempo de que en Puerto Rico se aprenda acerca del libre mercado, no como una antítesis al gobierno sino como el entorno que podría contribuir a cerrar la brecha de desigualdad que existe en la isla y a combatir la pobreza.

“La desigualdad en Puerto Rico es descomunal. Si miras el coeficiente de desigualdad económica (GINI), Puerto Rico tiene un coeficiente de .54 y sabemos que la pobreza es dos veces mayor que el estado de Mississippi -que es el estado más pobre- y tres veces mayor que el promedio en Estados Unidos”, dijo Rodríguez.

El tiempo para el lanzamiento del ILE es más que oportuno, a juicio del ingeniero.

Hace 25 años, Rodríguez lanzó su propia firma de validación y apoyo al sector farmacéutico y de ciencias vivas en Puerto Rico. Sin recabar -en principio- de incentivos contributivos u otros apoyos gubernamentales, el ingeniero gestó una empresa exportadora de servicios que -dos décadas y media más tarde- mantiene su sede principal en la isla mientras crece a nivel continental y en Europa, particularmente en Irlanda. Paciv emplea unas 130 personas. Dos terceras partes de sus beneficios provienen de lo hecho por la firma en el exterior.

Con tales aciertos, Rodríguez decidió dejar en manos de una nueva generación, la operación diaria de Paciv. Bromea al indicar que ahora que dedica sus energías al ILE, a Paciv le va mejor que nunca.

“A través del emprendimiento y de Paciv, yo logré prosperar y ahora que estoy fuera (de la empresa) en el día a día, el enfoque es cómo puedo devolver algo a Puerto Rico”, dijo Rodríguez.

“La esencia del libre mercado básicamente es cómo tú potencias la creatividad, el emprendimiento y la innovación en los individuos.”

—Jorge Rodríguez
Fundador De Paciv Y Ceo Del Instituto De Libertad Económica Fundador de Paciv y CEO del Instituto de Libertad Económica

LA PIEZA QUE FALTA

Según Rodríguez, el trauma económico vivido en Puerto Rico parece haber contribuido a una nueva forma de ver las cosas cuando se trata del ecosistema empresarial de la isla.

De acuerdo con el ingeniero, en la pasada década, Puerto Rico ha visto una transformación hacia la actividad empresarial. Destacó que han surgido fondos y firmas de inversión privada para financiar proyectos empresariales y se han gestado organizaciones de educación y acompañamiento para que los individuos que así lo decidan puedan emprender.

Rodríguez agregó que hace una década no se hablaba de empresarismo en las universidades, lo que ha evolucionado hasta la creación de una oferta académica en el tema, a su vez, animada por una nueva generación interesada en labrarse su futuro como empresarios en lugar de empleados.

Así las cosas, la pieza que falta es contribuir al entendimiento de los temas económicos y acerca de cómo interactúan los individuos, el estado, en aras de que la política pública desde la Legislatura y el gobierno propenda en mejores condiciones de vida y contribuya a una mayor prosperidad económica. Esa es la apuesta con la creación del ILE.

El Nuevo Día preguntó a Rodríguez cómo impulsar una organización de fomento a la libre empresa justo cuando Puerto Rico ebulle ante reclamos de mejores servicios gubernamentales y mejores condiciones de trabajo.

Según el ingeniero tales reclamos son, precisamente, el reflejo de un gobierno y un mercado que ha fallado repetidamente a sus ciudadanos.

La lista de consecuencias es familiar: empresas enfocadas en la búsqueda de rentas, el nepotismo, el clientelismo político, la falta de transparencia, la corrupción y un conjunto de instituciones de gobierno incapaces de establecer los contrapesos regulatorios adecuados.

“La esencia del libre mercado básicamente es cómo tú potencias la creatividad, el emprendimiento y la innovación en los individuos”, sostuvo.

GOBERNANZA DEFINIDA

Rodríguez señaló que el ILE es una organización sin fines de lucro, que no devenga ingreso alguno del proyecto -más bien lo financia hasta que pueda contar con donativos de terceros- y que es una organización donde no habrá cabida para la política partidista.

El ILE cuenta con una junta de directores integrada por Alejandro Ballester, José B. Carrión , Juan Antonio “Tony” Larrea, Brittney Paul y Gualberto Rodríguez Feliciano.

Rodríguez se desempeñará como principal oficial ejecutivo del ILE. El profesor universitario Angel Carrión Tavárez fungirá como director de Investigación y Política Pública y Arturo V. Bauermeister será el asesor legal. Nicole Vilalte tendrá a su cargo las labores de mercadeo de la organización y la presencia del ILE en redes sociales, mientras Milton J. Quiles, se desempeñará como analista de Investigación y Política Pública.

LA AGENDA EN EL 2022

Tomando en cuenta que Puerto Rico no aparece “en el radar” cuando se discuten multiplicidad de temas, sea en la capital federal, o a nivel internacional, el ILE se ha hecho aliado del Fraser Institute, la organización que desarrolla el Índice de Libertad Económica de Norteamérica y que analiza la actividad empresarial en Estados Unidos, Canadá y México.

De igual forma, el ILE va a procurar que Puerto Rico sea incluido en el Doing Business North America, una iniciativa de la Universidad de Arizona, en nada relacionada al Banco Mundial y dirigida a analizar la reglamentación gubernamental adoptada por las ciudades y que inciden en la apertura o cierre de negocios.

Además, según Carrión Tavárez, por primera vez, Puerto Rico también contará con un análisis de todas las licencias ocupacionales, lo que se incluirá en el proyecto License to Work, un proyecto del Instituto para la Justicia en Estados Unidos y que busca analizar cómo requerir licencias en ciertos oficios por parte del estado encarece los costes operacionales o impide que las personas puedan integrarse formalmente en la fuerza laboral.

This piece originally appeared in El Nuevo Día

Ir arriba