22 de agosto, 202211:28 AM

Miami se hace cargo del modelo socialista

 Los californianos y los neoyorquinos acuden aquí en busca de alivio de los altos impuestos, el crimen y la regulación.

La ciudad de Miami junto a las aguas de la Bahía de Biscayne, 21 de julio. Foto: Joe Raedle/Getty Images

Mientras el presidente Biden se esfuerza por comprender el significado del término “recesión”, los estadounidenses de todo el país, especialmente los que huyen de lugares como Nueva York y California, están sintiendo el efecto de la recesión de manera real. El costo de los comestibles y del gobierno los está aplastando. Esto se siente dolorosamente en las ciudades, donde el aumento de los costos y el aumento de la delincuencia erosionan la calidad de vida.

Pero el debate sobre la definición de recesión pasa por alto un punto más importante. Estamos siendo testigos de una competencia entre dos filosofías centrales.

Por un lado, tenemos el modelo socialista: altos impuestos, alta regulación, menos competencia y servicios públicos en declive con el gobierno imponiéndose como el solucionador y árbitro de todos los problemas sociales. Por otro lado, tenemos el modelo de Miami: bajos impuestos, baja regulación y compromiso con la seguridad pública y la empresa privada. Los modelos presentan una dura elección en temas que van desde la libertad personal, la oportunidad económica, la seguridad pública y el rol del gobierno.

La gente está votando con los pies al mudar sus vidas, sus trabajos, sus negocios y sus familias a estados con impuestos bajos. Muchos estadounidenses que viven en el estado de Nueva York y California pagan más del 50 % de sus ingresos anuales a los gobiernos locales, estatales y federales. Son efectivamente empleados del estado, en deuda con un gobierno con servicios públicos que ni entregan valor ni garantizan su seguridad personal.

En Miami, muchos residentes han experimentado personalmente el modelo socialista junto con sus síntomas de hiperinflación, resentimiento de clase y crecimiento estancado. Hace cuatro años, los residentes de Miami me eligieron para seguir un camino diferente. Redujimos los impuestos drásticamente y nuestra base de ingresos se duplicó. Invertimos en nuestra policía y nuestra tasa de criminalidad disminuyó. Y la semana pasada redujimos los impuestos a su nivel más bajo en la historia, recortando costos para los residentes y promoviendo el crecimiento económico.

Miami es un lugar donde puedes conservar lo que ganas, invertir lo que ahorras y ser dueño de lo que construyes. Estamos satisfaciendo la alta demanda de costos de alquiler fomentando asociaciones público-privadas, activando tierras subutilizadas a través de reformas de zonificación y aprovechando las fuerzas del libre mercado para construir más. Funciona, y nuestros nuevos residentes de Nueva York y California pueden confirmarlo.

Pero en esta era de estanflación y recesión, sabemos que debemos ser audaces y valientes. Incluso en Florida, debemos adoptar la innovación y la empresa mediante la eliminación del reciente impuesto sobre las ventas en línea. También debemos eliminar el impuesto a la renta comercial de Florida para aumentar nuestra oferta de espacio comercial para nuestra creciente economía de pequeñas empresas. A nivel federal, debemos mantener los recortes de impuestos de Trump-Ryan, proteger a las personas mayores y a los trabajadores pobres de los efectos devastadores de la inflación y trabajar para evitar que la inflación empuje a más estadounidenses de clase media y clase trabajadora a tramos impositivos más altos. Debemos equilibrar nuestro presupuesto federal y reducir la nueva oleada de regulaciones que imponen una ideología política extrema sobre la libre empresa y el juego limpio.

El modelo socialista le ha fallado a los demócratas a nivel local y seguirá fallándoles a nivel nacional a pesar de los intentos de censurar las estadísticas o analizar gramaticalmente las palabras. Para los expertos que aún no están seguros de lo que significa "recesión", piénselo de esta manera: una recesión es cuando su vecino pierde su trabajo; una depresión es cuando tu pierdes el tuyo; y la recuperación comienza cuando Joe Biden pierde el suyo.

Sr. Suarez, un republicano, es el alcalde de Miami.

Esta pieza fue originalmente publicada en Ingles en el Wall Street Journal.


Ir arriba