El PAN en bloque, con mantequilla


Ya empiezan a colarse las agoreras disquisiciones en torno a lo que representaría la transición del programa del PAN, por el cual Puerto Rico recibe $2,500 millones en bloque, que benefician a más de un millón de personas, a lo que sería el llamado SNAP, que es el sistema que prevalece en Estados Unidos y sus territorios, gracias al cual se vería un aumento sustancial en las ayudas, pero con una condición: las personas entre 16 y 59 años, sin dependientes y hábiles para trabajar, tendrán que hacerlo, aunque sea a tiempo parcial.


La libertad educativa como motor del potencial humano


Es fundamental que se eduque a los ciudadanos en los conceptos esenciales y el funcionamiento del gobierno constitucional y las economías de mercado. De esta manera, las personas podrían contar con un conocimiento básico sobre el funcionamiento de la política y la economía, para una mejor toma de decisiones económicas y en el momento de ejercer su derecho al voto. No poseer conocimiento en dichos temas limita a las personas para juzgar ideas, políticas, propuestas, etc. Cuando las personas están ajenas a temas económicos y políticos, no están provistas de las herramientas esenciales para combatir y escapar de la ignorancia.


¿Qué es la Ley Jones y por qué Puerto Rico quiere que desaparezca?


Durante años, los políticos puertorriqueños se han quejado de que obligar al territorio insular de EE. UU. a depender de barcos con bandera estadounidense, incluso con barcos extranjeros en abundancia en sus puertos, eleva el costo de los bienes básicos allí. El costo de vida es más alto en promedio en comparación con el continente.


La Ley Jones está obligando a Puerto Rico a pagar un precio artificialmente alto por la energía


Colin Grabow y Alfredo Carrillo Obregón señalan que es un absurdo, producto en gran medida de la proteccionista Ley Jones, que la República Dominicana obtenga la mayoría de sus combustibles de EE.UU. mientras que Puerto Rico no haga lo mismo, siendo este último territorio estadounidense.


Puerto Rico necesita un contexto laboral de vanguardia


Necesitamos promover leyes que fomenten el incremento de nuevas empresas y ecosistemas de servicios innovadores. En el futuro cercano las economías emergentes y vibrantes serán aquellas que enriquezcan y promuevan la generación de servicios a base del talento del capital humano. Necesitamos transformar el mercado de talento y crear un marco legislativo que facilite la flexibilidad laboral.


Populismo y el fracaso económico de Puerto Rico


Los gobiernos de turno (cada uno de un solo cuatrienio) se alejaron de la posibilidad de promover un proyecto económico de largo plazo y se enfocaron a administrar la crisis dentro de las restricciones políticas impuestas por el cuatrienio. La adicción de los políticos a los impuestos y a la deuda para mantener artificialmente con vida al aparato gubernamental consolidó una narrativa de que el gobierno era esencial a costa del sector productivo. El propio gobierno ha creado una peligrosa espiral de contracción económica con mayores impuestos y gasto.


Hayek en Los Fundamentos de la Libertad: sobre el mérito, la igualdad y la justicia social


La extensión del principio de igualdad a las reglas de conducta social y moral es la principal expresión de lo que comúnmente denominamos espíritu democrático, y, probablemente, este espíritu es lo que hace más inofensivas las desigualdades que ineludiblemente provoca la libertad.


Florida comenzó a penalizar la demora burocrática. Se dispararon los permisos de vivienda.


El año pasado, el gobernador Ron DeSantis (R) firmó un proyecto de ley que cambia fundamentalmente el proceso de permisos del estado para la construcción de viviendas. Requiere que las jurisdicciones locales publiquen en línea no solo sus procesos de permisos, sino también el estado de las solicitudes de permisos. La transparencia elimina una buena cantidad de misterio de lo que puede ser una rama inescrutable de la burocracia.


Necesitamos más desigualdad, no menos


A diferencia de los privilegios impuestos por el gobierno, los mercados son observadores imparciales del valor. Las conexiones políticas son innecesarias para que los actores tengan éxito en el mercado libre; sólo la voluntad de emplear el talento propio para servir a los consumidores cosechará el éxito.


A Puerto Rico le urge un gobierno facilitador y una economía descentralizada


Uno de los grandes problemas que tenemos en Puerto Rico es la cosmovisión que la población tiene con relación a las funciones del estado. Nos hemos acostumbrado a ver al gobierno como el que tiene que resolver los problemas sociales, justificamos su intromisión en los aspectos económicos y hasta le rendimos pleitesía a los políticos tratándolos con ciertos aires de realeza.


Ir arriba